Pregúntenos

Galería de exposiciones


Sala de exposiciones – Museo – Biblioteca CRP

De traje, saco y overol

Externadistas, 131 años de participación
Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural – Área de Museología, Biblioteca
5 de junio al 15 de agosto de 2017

Esta exposición hace un recorrido por la historia de los estudiantes de la Universidad Externado de Colombia. La participación estudiantil, los mosaicos, las pancartas, las fotografías y diferentes objetos, reflejan el permanente compromiso de nuestros estudiantes, su característica esencial de ser externadistas.

“Son ustedes jóvenes, séanlo siempre, séanlo siempre en su espíritu, en su inconformidad, en su inquietud, en su ambición; aspiren a superarse, anhelen lo máximo, y exíjanse, desarrollen su disciplina personal, su capacidad de estudio, de trabajo. Huyan de los triunfos fáciles, busquen la dificultad, acepten los retos y sientan la satisfacción de ir superando, de ir triunfando, adquieran el hábito de anhelar lo grande y exigirse lo más”. Fernando Hinestrosa en la bienvenida a la promoción 101, en 1986.



Museo

El encuentro de la naturaleza y la ciudad

Atlas reflexivo franco-colombiano
Curaduría: Margaux Danon, Héloïse Joannis, Adélaïde Kéraldy
Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural – Área de Museología, Biblioteca
5 de abril a 15 de mayo de 2017

Esta exposición fue pensada en el año Colombia Francia 2017. Nos invita a pensar las relaciones entre estos dos países geográficamente lejanos, cuestionando un tema muy actual: la relación entre naturaleza y ciudad.

En 1969, Michel Foucault abría La Arqueología del saber una revisión ontológica y metodológica de las estructuras del conocimiento, según la cual, el saber está siempre estrechamente vinculado a las características de cada época, estableciendo aquello que es decible y no decible. Las nociones de naturaleza y ciudad están también asociadas a esta historia del conocimiento.

¿Qué sabemos hoy de la naturaleza? ¿Qué sabemos hoy de la ciudad? Según Foucault, la historia del conocimiento no se caracterizaría por descubrir verdades del pasado, sino por el trabajo sobre una masa de información, que se organiza estableciendo series y relaciones. Por lo tanto, más allá de la revisión de saberes, teorías y conceptos en tanto verdades del pasado (de la naturaleza y la ciudad), esta exposición pretende explorar amplias posibilidades de relación y asociación (de la naturaleza y la ciudad), a través de diversas experiencias y referentes que han pensado esta relación desde Colombia y Francia.

La noción de Atlas como estrategia comunicativa propone una cartografía abierta, de límites semánticos difusos, una red de relaciones cruzadas, siempre ampliable a la incorporación de nuevos datos o al descubrimiento de nuevos territorios. En 1905, Aby Warburg propone un método de investigación heurística sobre la memoria y las imágenes e ideas, un procedimiento de exploración y presentación de sistemas de relaciones no evidentes. El Atlas configura una máquina de activación de ideas y relaciones, entendiendo que las ideas no responden tanto a formas encontradas como a formas en transformación constante, planteando un conocimiento nómada y desterritorializado.

A partir de la puesta en escena de las experiencias y los referentes, la vitrina de la biblioteca se constituye como un soporte de trabajo hábil y reflexivo en donde las disposiciones pueden materializarse, cotejarse y modificarse indefinidamente. Las posibilidades de relación pueden ser infinitas. Lautréamont – un claro precedente del Surrealismo – las explicita en su famosa comparación: “bello como el encuentro fortuito en una mesa de disección de una máquina de coser y un paraguas”.



Sala de exposición

CERO

Fotografías de Robert Pennington
Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural – Área de Museología, Biblioteca
Marzo 23 a abril 28 de 2017

CERO es un estudio íntimo que examina las vidas de los desplazados colombianos; un grupo marginado y a menudo invisible. Una de las democracias más antiguas de América Latina, Colombia, ha sido el hogar de una de las guerras civiles más prolongadas del mundo. Después de más de 50 años de conflicto armado, Colombia tiene más de 6.9 millones de desplazados internos –más que cualquier lugar en el mundo. Y lo que es igualmente perturbador, fuera de Colombia un número significativo de personas no lo sabe.

Durante el transcurso del conflicto, los colombianos han sido forzados a salir de sus casas rurales por guerrillas, paramilitares, ejército y otros actores que exigen el control y el uso de sus tierras. Tierra = poder y para las milicias en Colombia, históricamente, el poder se ha consolidado por el crecimiento del contrabando de narcóticos (principalmente cocaína), tráfico de armas, secuestro, acciones de extorsión, entre otras.

Un pequeño porcentaje de los desplazados regresa a sus comunidades rurales para reconstruir sus vidas como antes. El resto emigra a las grandes ciudades de Colombia con la esperanza de encontrar seguridad y servicios. En la mayoría de los casos, están destinados a una vida de pobreza en barrios atormentados por el crimen y carentes de servicios básicos. Con el tiempo han sido –en gran parte y tristemente– olvidados.

Desde la conquista española (S. 16), un rasgo que distingue culturalmente a la sociedad colombiana es que ha sido altamente estratificada con clases sociales, predominantemente vinculadas a la raza o la riqueza. Los estratos son un sistema de clasificación introducido en los años ochenta como una manera de identificar y proporcionar servicios esenciales, tales como agua y electricidad, a precios asequibles para los pobres –la clasificación va del seis, más alto, al uno, más bajo.

Un sistema diseñado para ayudar a las comunidades pobres, por el contrario, ha marginalizado a diferentes grupos de colombianos. En uno de mis primeros viajes al barrio Altos de la Florida en Soacha, justo al sur de la capital colombiana, Bogotá, me reuní con un desplazado para hablar sobre desplazamiento y me dijo: “¡Soy estrato CERO!”.

El trabajo presentado aquí se centra en los tres principales grupos que han sido afectados: los afrocolombianos, los indígenas y los mestizo/campesinos. Ellos han experimentado lo que muchos de nosotros no podemos comprender: han sido desplazados dos y, en algunos casos, incluso tres veces. Y aun así, a pesar de todo lo que han perdido –su hogar, su forma de vida y sus seres queridos– ellos perseveran.

CERO busca darles cara y voz a las víctimas del conflicto Colombiano para tratar de entender la vida después del desplazamiento. Al hacerlo, descubrí que el relato no es simplemente de expulsión, sino fundamentalmente de resiliencia y de tener coraje para comenzar de nuevo.



Sala de exposición – Vitrina – Biblioteca CRP

Maestros Costureros

Hacia el lujo artesanal
Revista Fucsia, LCI Bogotá, Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural – Área de Museología, Biblioteca
Febrero 14 a marzo 17 de 2016

Quem uábeman / La poesía
endmën binÿbe oyebuambnayán / es el viento que habla
al paso de las huellas antiguas.
Hugo Jamioy Juagibioy.

En El lujo eterno [2004], Gilles Lipovetsky reflexiona sobre la asociación del lujo con lo sagrado y lo superfluo. Desde los cazadores del paleolítico, los reyes mesopotámicos y los faraones, hasta el albor de la alta costura en manos de Charles Frederic Worth, el sociólogo traza una línea que conecta la prodigalidad, el pensamiento mágico y el genio creativo con el significado del atuendo.

En un giro contextual, de cara a los pueblos indígenas colombianos, Uaira Aty y el Saga Evaristo González nos dejan saber que la indumentaria ha sido un medio para proteger y heredar cosmovisiones e historias de origen. Así, una pluma, una semilla, una línea de color son también raíz, memoria ancestral, punto de encuentro con la divinidad.

Las siete piezas que conforman el eje central de esta exposición son un ejercicio elaborado por artesanos indígenas, diseñadores y costureros, en el que se reinterpretan técnicas y se conjugan historias. A partir de la co-creación, los Maestros Costureros establecen un diálogo dignificador de saberes, que deja escuchar la lluvia o el aleteo del pájaro en una ciudad de rascacielos. La muestra se amplía mediante elementos de origen: la chaquira que cura, la mariposa que enseña el camino de la vida, la letra que se vuelve territorio y el símbolo que es poesía cuando su génesis es el Shungo.



Sala de exposición – Museo

Mampuján entretejido

Un camino estético para la paz
Departamento de Derecho Constitucional, Grupo de Derechos culturales: derecho, arte y cultura; Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, programa de Museología; Biblioteca y Fundación Puntos de Encuentro
Septiembre 28 a noviembre 30 de 2016

Así como en la palabra rosa está la rosa, en la palabra tejido están la biología, la zoología y la pulsión humana. El tejido muscular mueve desde un corazón vivo hasta las alas prehistóricas de una libélula dorada; el nervioso abriga las neuronas; el epitelial anida los sentidos; el conectivo hospeda los huesos y la sangre. El tejido vegetal contiene las palpitaciones reproductivas de la mitosis y hace que las plantas permanezcan erguidas; en el interior de un imbricado mundo de células emergen esencias, gomas y resinas; es un hábitat de preciosas formas poliédricas, de paredes finas y vacuolas pequeñas y abundantes. Este bello y complejo mundo de formas y substancias está trenzado en las Telas de Mampuján: tejidos donde se encuentran la vida, el dolor, las utopías y las metáforas.

Mampuján entretejido es un relato en once telas, contado por mujeres afro, por campesinas que cosieron figuritas en medio de la exclusión y de la guerra; habla de lugares sonoros y ocultos de Colombia, llamados Montes de María, Mampuján y San Cayetano. Es una inmersión insondable a la violencia que parte de una Masacre en Montes de María, llega a la historia de África, y regresa a la Vida cotidiana del Cimarrón, a su libertad, después del azote de negreros y reyezuelos europeos.

Esta exposición es otra forma de hilar. Las Tejedoras de Mampuján cosen y cambian el mundo; Rafael Posso trae su dolor de la masacre de campesinos, familiares y amigos de Las Brisas transformado en dibujos; Juan Manuel Echavarría asiste con su Tamarindo, una fotografía del único testigo vivo del execrable hecho; Gabriel Ossa acompaña con tambores e imágenes en movimiento la alegoría de la Tela sobre tela; la Fundación Puntos de Encuentro comisionó, conserva y divulga los emblemáticos tejidos; la academia confirma que la estética, entendida como el conocimiento del mundo a través de los sentidos, acerca lo marginado, muestra lo invisible y permite transformar lo simbólico en un camino hacia la paz.

PROGRAMACIÓN

VISITAS GUIADAS

 



Exposición alterna – Pasillo Bloque B

Cambio climático

Percepciones desde la juventud colombiana
Facultad de finanzas, gobierno y relaciones internacionales, CIPE; Facultad de Comunicación Social y Periodismo; Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, programa de Museología; Biblioteca
Agosto 4 a 24 de 2016

“El cambio climático no es una hipótesis y el sentido de urgencia con el que debemos enfrentar este reto nos hace pensar que ya no estamos para ensayos. El tiempo es limitado para dar solución a esta problemática multidisciplinaria: lograr un acuerdo climático global, reducir riesgos y vulnerabilidades, mitigar los impactos, adaptarnos a las transformaciones que vendrán y tomar conciencia de que el planeta está cambiando y nosotros con él.

Estamos en plena encrucijada y podemos asegurar que vivimos en un siglo de prueba para la humanidad. Podríamos colapsar o podríamos desarrollar soluciones basadas en la naturaleza, a fin de promover servicios climáticos de calidad en un escenario de ciencia-política y, de esta forma, pasar de lo simbólico a lo sustantivo. En todo este contexto, las ciudades juegan un rol fundamental frente al cambio climático, pues deben ser incubadoras de respuestas resilientes y sostenibles. Todo lo que los centros urbanos del mundo puedan hacer hoy para ser más “verdes” los hará más fuertes y competitivos el día de mañana”. [Brigitte Baptiste. Directora del Instituto Alexander von Humboldt. Extracto del Prefacio al libro Cambio climático: Lecciones de y para ciudades de América Latina].

 



Exposición alterna – Pasillo Bloque B

El Anticipado

Homenaje a Tagore en su natalicio 155
Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, Centro de estudios y servicios sobre India contemporánea CESICAM; Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, programa de Museología; Biblioteca
Apoya: Cinset

Mayo 3 a 22 de 2016

Si Rabindranath Tagore hubiese nacido en el siglo XXI muy pocas situaciones le serían extrañas. Se desplazaría cómodamente por las grandes avenidas de las ciudades cosmopolitas, accedería con rapidez y destreza al lenguaje tecnológico, comprendería la dinámica vertiginosa de las ciudades globales, la necesidad de la interculturalidad, la riqueza de la diversidad y lo inevitable de la interdependencia.

Tagore, bien llamado por sus contemporáneos, fue “El Anticipado”, un proponente de valores sobre los cuales se han sentado las bases de una sociedad innovadora, emprendedora y comprometida, con identidad y sentido de líder global. En un momento de coyuntura para el sistema educativo colombiano es importante acercar la comunidad académica a los valores propuestos por líderes globales como Tagore.

Los artistas que acompañan la exhibición de estas reproducciones son algunos de los más reconocidos en la sociedad india contemporánea, con obras que han logrado trascender más allá del tiempo y de las fronteras del Indostán. El conjunto de litografías seleccionadas permiten viajar a través de una cultura desconocida, maravillarse y sorprenderse con ideas renovadas de la India contemporánea.

 



Museo

Carlos Restrepo Piedrahita

El constitucionalista, el externadista
Instituto de Estudios Constitucionales; Proyecto Archivo Histórico; Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, programa de Museología; Decanatura Cultural y Biblioteca
Abril 1 a junio 30 de 2016

“Es grato celebrar el centenario de Carlos Restrepo Piedrahita, insigne profesor de Derecho Constitucional del Externado. El maestro que no sólo presenció la historia de Colombia y del mundo de buena parte del siglo XX y primeros del XXI, sino que participó en su construcción como ciudadano, profesor, investigador, senador, editor, embajador, rector, viajero, melómano, jardinero y arbolista.

“[…] La Colombia por la que trabajó con denuedo Restrepo Piedrahita aún no se logra […] Pero su contribución inmensa está ahí más que viva, sobre todo en algunas instituciones que recogieron la semilla del Constitucionalismo que germinó en la Carta de 1991, como la Corte Constitucional o la defensa decidida de los derechos fundamentales. Dichas instituciones democráticas y libertarias no se pueden perder en los tiempos de reforma que se avecinan con ocasión del posconflicto. [Su contribución está viva,] como huella indeleble, en los espíritus de quienes desde la academia, el ejercicio profesional o la función pública creemos todavía, a pesar de todo, en los ideales humanistas defendidos por nuestro centenario maestro radical, mejores sin duda que la sujeción, la discriminación, el miedo, la acumulación; mucho más capaces de ofrecer conocimiento, progreso social, felicidad y paz”. [Magdalena Correa Henao. Directora del Departamento de Derecho Constitucional. Cuaderno Cultural n° 8 Homenaje al Doctor Carlos Restrepo Piedrahita, en el centenario de su nacimiento 1916-2016].

 



Sala de exposición – Museo

Cuatro bancas y un tablero

Sedes de la Universidad Externado de Colombia. Exposición conmemorativa de los 130 años de fundación
Proyecto Archivo Histórico; Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, programa de Museología; Biblioteca
Febrero 15 a septiembre 20 de 2016

En 1915 El Liberal Ilustrado evocó al Externado de 1886 con una expresión simbólica y de recuerdo afectuoso sobre sus inicios: “cuatro bancas y un tablero”. Con esa afirmación enfatizó en el progreso que tendría la universidad.

A lo largo de 130 años la Universidad Externado de Colombia ha tenido ocho sedes en el centro de Bogotá. De un salón cercano a treinta metros cuadrados en el segundo piso del edificio de Las Galerías, donde se fundó en 1886, se encuentra en la actualidad en un campus de 117.000 m2, a los que se sumarán 48.000 m2 con los dos nuevos edificios. En la primera mitad del siglo XX sus dos sedes principales fueron las de la Terraza Pasteur a donde llegó en 1924 y la del barrio Santa Fe a partir de 1942, primera sede propia. Desde 1969 funciona en la sede de la calle 12, con 11 edificios además de varias casas en La Candelaria y Egipto.

La historia de las sedes del Externado es buena muestra de lo que constituyen sus principios: Modernidad, vocación científica, libertades, tolerancia, austeridad, esfuerzo propio, apertura en todo sentido.

 



Museo

Jóvenes curadores: Identidad y Patrimonio en el Colegio Jorge Soto del Corral

Cátedra Unesco de la Universidad Externado de Colombia (integrada por docentes investigadores de las Facultades de: Ciencias Sociales y Humanas, Ciencias de la Educación, Estudios del Patrimonio Cultural y Derecho)
Noviembre 3 a 30 de 2015

El conflicto armado en Colombia ha afectado las cotidianidades de todas las generaciones durante más de cinco décadas. Sin embargo, son los jóvenes quienes resultan más afectados en cuanto a los procesos de construcción de identidades e imaginarios sociales. El resultado se manifiesta en una falta de credibilidad en las instituciones, en un quebrantamiento identitario familiar, cultural, territorial y político, y en las maneras de resolver los conflictos.

En contraposición a esa realidad, los jóvenes deben participar en los ámbitos políticos, culturales y sociales, pues son ellos quienes a través de sus voces, sus marcas y huellas construirán una nueva hoja de ruta para leer la historia. En consecuencia, como parte del proyecto interdisciplinario “Memoria, Historia e Identidad en el marco de la política pública para desplazamiento forzado: un estudio de caso en el Colegio Jorge Soto del Corral de la localidad de Santa Fe”, de la Cátedra Unesco de la Universidad Externado de Colombia, esta exposición refleja los imaginarios y las representaciones que estudiantes de grado décimo del Colegio Jorge Soto del Corral de Bogotá construyeron en torno al conflicto armado, al desplazamiento forzado interno y a su propia historia, mediante el reconocimiento de su patrimonio histórico individual, familiar y territorial.

 



Sala de exposición

Desenterrar y hablar: Una etnografía estética de la guerra en Colombia

Réquiem NN, La guerra que nos hemos visto y Silencios
Juan Manuel Echavarría – Fernando Grisález
Septiembre 15 a noviembre 30 de 2015

Enterrar y callar es el epígrafe del grabado 18 de Los desastres de la guerra de Goya. Allí vemos, en un espacio rectangular en blanco y negro, en el horizonte medio, casi en un rincón, a dos seres humanos de pie, con los rostros cubiertos con sus manos, ya porque secan sus lágrimas, o porque no consiguen ver el horror, o porque no soportan el olor de la muerte a la intemperie, o porque el silencio es lo único posible ante el macabro espectáculo de un grupo de cadáveres desnudos, iluminados por un cielo brillante y claro. Muy cerca al espectador de la ilustración, yacen cinco cuerpos enteros botados en el piso, más allá se entrevén las borrosas figuras de cabezas, fragmentos y prendas de seres humanos sin vida tirados en el perturbador y duro piso del lugar.

Enterrar y callar son actos connaturales a la violencia, al cinismo, son instrucciones estratégicas y operaciones de guerra. Desenterrar y hablar son los verbos antagónicos, los propios de la tregua y del cese al fuego, representan la incesante búsqueda de Juan Manuel Echavarría en su obra: hablar de los enterrados y los desaparecidos de Colombia, mostrar los hechos, aproximarse a los implicados, poner en evidencia lo que pasa, sacarlo a la luz.

Las palabras desenterrar y hablar, escogidas por Echavarría para esta exposición son al mismo tiempo la continuidad de su lectura de Goya y un acto de confianza en que al pronunciar, por medio del arte, los hechos y los nombres de los enterrados se redime la dignidad post mortem y se vuelve lengua colectiva lo injustamente silenciado.

Catálogo disponible aquí



Sala de exposición

Arte dentro del arte: Una mirada desde la ciencia

Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural
Julio 15 a agosto 30 de 2015

La Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, a través de sus áreas de Arqueología, Conservación, Restauración y Museología, es el único espacio en Colombia dedicado al conocimiento integral del patrimonio cultural, al involucrar diferentes miradas desde las ciencias sociales y naturales.

Esta aproximación multidisciplinar ha permitido que el patrimonio deje de ser una huella histórica detenida en el tiempo, aparentemente muerta, y mediante el análisis de muestras, cortes y cultivos biológicos el Laboratorio de Ciencias del Patrimonio Cultural ha logrado construir un conocimiento invaluable, jugado un papel fundamental en la protección de los bienes culturales, además de prevenir el deterioro y asesorar los procesos de intervención de obras arquitectónicas, materiales arqueológicos, pinturas, esculturas, textiles, metales, bienes gráficos y documentales.

Arte dentro del arte es un avistamiento de estos trabajos. Se trata de una exposición en la que el patrimonio cultural se manifiesta como un universo inadvertido de colores, composiciones y texturas, cuya diversidad resulta sorprendente al poner bajo la lente del microscopio la piedra de un edificio, la madera de una escultura o los pigmentos de una pintura.

Los procesos científicos que dan curso a esta nueva realidad del arte, revelan un dogma de la naturaleza: sin importar su dimensión, la materia que compone el patrimonio cultural siempre está viva.

 



Sala de exposición

Coleccionistas Externado

Biblioteca de Estudios Constitucionales “Carlos Restrepo Piedrahita”
Mayo 15 a junio 30 de 2015

A partir de la donación de su biblioteca personal a la Universidad Externado de Colombia y con la colaboración del entonces rector, Fernando Hinestrosa, el profesor Carlos Restrepo Piedrahita creó el Centro de Investigación de Derecho Constitucional que lleva su nombre. La donación incluyó libros, revistas, música clásica, obras de arte, ficheros bibliográficos, recortes de prensa y notas personales para conformar una biblioteca especializada, disponible para la investigación y encaminada a la búsqueda y generación de conocimiento. El instituto de investigación se inauguró el 4 de mayo de 1993.

Su colección de obras de arte se encuentra expuesta en la Biblioteca de Estudios Constitucionales que lleva su nombre.

 



Museo

Muestra del Archivo Histórico del Externado

Proyecto Archivo Histórico Universidad Externado de Colombia
Mayo 15 a octubre 30 de 2015

La Universidad Externado de Colombia exhibe elementos patrimoniales de su Archivo Histórico y de colecciones particulares, asociados con su historia y su contexto. Los documentos presentan una trayectoria fiel y coherente con los principios fundacionales de libertad y tolerancia, así como el papel de la educación en la construcción de democracia y ciudadanía.

5 de Abril de 2017